Xbox One S, la consola más chica y rápida de Microsoft