Need For Speed: un clásico, renovado

0

Los motores volvieron a rugir con fuerza de la mano de Electronic Arts con su videojuego insignia en materia de picadas clandestinas y derrapes. El último Need For Speed repite la exitosa fórmula de mundo abierto, conducción en equipos y escenas de alta calidad cinematográfica; todos eso sumado a la estética del mítico Underground, como el tuneo y las carreras nocturnas hacen de este título una pieza difícilmente de superar dentro de las PlayStation 4, Xbox One y Pc.

En esta oportunidad, el  juego nos pone en la piel de un corredor recién llegado a la ciudad de Ventura Bay, donde nos contactaremos con un grupo de cinco “colegas” que nos irán ofreciendo telefónicamente diversas pruebas que comprenden velocidad, de estilo, de equipo, de tuneado y de bandido. En total son 79 eventos, que se pueden completar en alrededor de dieciséis horas. Para participar de muchos de ellos, es necesario contar con una cuenta de PlayStation Plus. De tener la membresía, en cualquier parte de este mundo abierto nos podremos cruzar con hasta siete jugadores compitiendo de manera simultánea en cualquiera de la extensa lista o bien ignorarlos. Eso sí, todo está integrado en torno al modo “Historia”.

need_for_speed__2015_-3227762

En cuanto al stock de vehículos disponibles, NFS cuenta con un número limitado (53) compuesto por reconocidas marcas como Ferrari, Porsche, Lamborghini, McLaren, Mercedes o BMW. Casi todos ellos se los compra con dinero que se obtiene de las carreras, pero sólo podemos almacenar cinco a la vez. A medida que obtenemos puntos de reputación podremos desbloquear elementos para mejorar al máximo nuestra máquina desde el garage: filtros de aire, sistemas de combustible, árboles de levas, carburador, escapes, embragues, nitros, suspensiones, diferenciales, neumáticos. En resumen, se puede tunear infinidad de elementos.

La participación de actores reales le aportan el condimento cinematográfico necesario para sostener el argumento principal del juego. Tanto al inicio como entre los eventos, los miembros de nuestro equipo irán apareciendo durante numerosas escenas que, a la larga, pueden llegar a ser algo tediosas. Para colmo, no cuentan con subtítulos. Sin embargo, la aparición de figuras como Magnus Walker (un coleccionista de Porsche), Nakai-san (un tuneador), Morohoshi-san (un corredor ilegal) o el mismísimo Ken Block (un piloto de rally) decoran con su presencia este Need For Speed.

video12f-1-web

Los controles del juego apuntan definidamente a un arcade común y corriente con los típicos botones para acelerar, frenar y el freno de mano para los derrapes. Ya cuando tenemos que tener en cuenta aquellos con los que respondemos llamadas, tomamos fotografías o aceptamos desafíos, se puede llegar a complicar dado que utilizaremos al 100% nuestro comando. Pero con el trajinar del juego todo se vuelve ameno y adictivo.

Por último, cabe destacar un par de cuestiones que no se pueden pasar por alto a la hora de analizar este juego renovado de la saga de Electronic Arts. En cuanto a la Pc, el NFS no tiene compatibilidad con periféricos claves como el volantes o los pedales. Y un dato no menos significativo es la imposibilidad de configurar la transmisión del vehículo en modo manual, de hecho el dispositivo que mide la velocidad no marca en ningún momento en que marcha estamos circulando. A pesar de estas cuestiones, el juego se luce a fondo con el potente motor gráfico Frostbite 3  cumple con creces su cometido entre los gamers fierreros.

About author

Hernán Mármol

Desde 1986 despuntando el vicio por los fichines. Playland, Sacoa y Fascination fueron mi Jardín de Infantes; la primaria la hice con el Dinacom y el Family Game; la secundaria se dividió entre Sega Megadrive y PC. Hoy, la PlayStation 4 es mi mujer y Xbox One, mi amante. Un fundamentalista de los esports.