Bleeding Edge: un hack and slash con condimentos de Overwatch y League of Legends

Bleeding Edge: un hack and slash con condimentos de Overwatch y League of Legends

12 views
0

Bleeding Edge, el nuevo videojuego de Ninja Theory, ya está disponible en Xbox One y PC. El estudio responsable de títulos como Hellblade y Devil May Cry, en su primera aventura como parte de Xbox Game Studios, desarrolló esta alocada experiencia multijugador basada en el conocido género hack and slash.

A primera vista, Bleeding Edge tiene una peligrosa similitud con Overwatch, al menos así lo vio OnlyGames durante las pruebas que hicimos durante E3 2019. Tras volver a darle (varias) oportunidades, volvimo a ver ciertos lugares comunes del género, aunque en el fondo es bastante distinto al videojuego de Blizzard.

Es cierto que la mecánica de Bleeding Edge pone frente a frente a dos equipos de varios jugadores con personajes y clases muy variados. Además, como en otros juegos del género – por ejemplo, el clásico Team Fortress 2 – el objetivo es controlar varias zonas del mapa y mantener su dominio.

Pero en Bleeding Edge lo más importante para ganar es saber cuál es tu posición en el equipo y desempeñar bien tu papel. En este aspecto, puede parecerse más a otro tipo de juegos, como League of Legends, el MOBA de Riot Games. Tanto si eres un healer (médico), un tanque o un personaje centrado en el daño, tu mejor opción es centrarte en cumplir al pie de la letra con tu papel para contribuir al máximo en tu equipo.

En este sentido, se pueden notar bastante los equipos desequilibrados, con demasiados personajes de un solo tipo y pocos del resto. La clave de Bleeding Edge es jugar en equipo, pero también construir un grupo coherente de personajes. Aunque la coherencia quizás no es lo primero que viene a la cabeza al ver los diseños “sucios” y alocados de los personajes, uno de los elementos más extrañamente atractivos del juego.

bleeding-edge

Los protagonistas de Bleeding Edge dificilmente cueste que nos agraden a simple vista, ya que sus cuerpos son una combinación con máquinas y algunos, incluso, hasta hay cadáveres que tocan la guitarra eléctrica. Todos lucen tan decadentes como atractivos y confieren un aspecto distintivo al juego, que se refuerza con unos gráficos con un tipo de renderización llamado cel sharing, cuyos diseños por computadora parecen dibujados a mano.

Bleeding Edge está disponible desde hoy en Xbox One PC (Steam y Microsoft Store). También se puede jugar a través del Xbox Game Pass de ambas plataformas. Además, tiene juego y guardado cruzado, lo que significa que las partidas guardadas se pueden pasar de una plataforma a otra y que todos los usuarios pueden jugar juntos.