Von, coach de Infinity: “Algunos errores no son aceptables por más que podamos salir ilesos de ellos en la LLA”

0

Eran más de las 3 de la madrugada del jueves cuando el head coach de Gillette Infinity Esports, Gabriel “Von” Barbosa, terminó de acomodar sus últimas pertenencias antes de dejar el hotel en Islandia para afrontar más de 12 horas de vuelo en el regreso a México junto a los jugadores de la escuadra costarricense.

Dos días después de la eliminación del equipo aún en la fase de grupos del Mid-Season Invitational (MSI) 2021 de League of Legends, el brasileño rompió el silencio y salió en defensa de los atletas tras una actuación por debajo de lo esperado y duras críticas de los fanáticos de la organización a través de las redes sociales.

En el foco de canalización del enojo de los internautas, el top laner Mateo “Buggax” Aroztegui y el jungla Diego “Solidsnake” Vallejo fueron los más atacados con acusaciones de ego y rendimiento insuficientes.

“Estoy de acuerdo en que tuvieron un resultado más bajo de lo esperado, pero fueron jugadores que se desempeñaron bien en los entrenamientos. Solid, en el primer juego contra C9 donde tuvo a Tristana y Morgana, jugó muy bien aliviando esa presión en el early game logrando dos kills con movimientos sincronizados entre él y el equipo. Cuando llegamos al Heraldo, lo íbamos a usar en el mid y ese sería el momento en que Viktor comenzaría a vencer a Tristana”, comentó Von en una entrevista exclusiva a OnlyGames.

“Los chicos necesitan evolucionar en algunos aspectos para llegar a un nivel mundial”, aseguró “Von” Barbosa.

Sin embargo, los errores en la toma de decisiones individuales y en la rotación del mapa comprometieron el plan de juego del Infinito. “El segundo día, cuando perdimos el primero contra DetonatioN FocusMe, fue un golpe para el equipo porque los errores que cometimos nunca debieron haber sido cometidos y la escuadra japonesa supo aprovechar eso. De nada sirve tener un buen rendimiento en los entrenamientos y no poder trasladarlo al stage”, evaluó Von.

“En relación a Buggax, fue otro jugador que jugó muy bien en los entrenamientos. Son una combinación de decisiones que sugerían que estos jugadores estaban muy atrás, pero el mapa era difícil de jugar por los errores que estábamos cometiendo y que, en los entrenamientos, el equipo estaba siendo mucho más constante y decisivo”, sostuvo el coach.

Adaptación

Al llegar a Reykjavik tras una remontada ante Furious Gaming en la final de la Liga Latinoamericana (LLA), la diferencia de nivel competitivo entre regiones, dice Von, fue otro golpe para los jugadores. “Por mucho que hablábamos de los errores, no había equipos que pudieran punir eso, así que cuando llegamos tuvimos este primer golpe. Fuimos mejorando poco a poco y los entrenamientos empezaron a rendir más”, dijo el brasileño que, en 2019, comandó a Flamengo eSport en la fase de play-in del Mundial.

“El primer día, todos los equipos del grupo estaban un poco inseguros sobre el meta, qué prohibir, qué iba bien con qué. En el partido con Japón, ellos se equivocaron en la lectura del meta y no tuvieron un draft tan bueno como el nuestro”, consideró.

En el segundo juego, contra DWG KIA, prosiguió Von, los surcoreanos demostraron que, por mucho que estuvieran en un escenario diferente al que estaban acostumbrados a jugar, lograron unos picks con los que se sentían cómodos y que jugaban en LCK.

“Ellos jugaron muy bien. Terminamos perdiendo el partido individualmente. En el tercer juego, Cloud9 también sintió lo mismo que nosotros al comienzo y creo que tuvieron una adaptación mejor, sobre todo porque no pudimos entrenar en los primeros días”, observó.

El día de decir adiós

Sumando solo un punto, pero aún con posibilidades de una clasificación inédita para un equipo latino a la fase hexagonal, los jugadores pasaron al segundo día de competencia más seguros de lo que deberían hacer, dijo el head coach.

“Hemos hecho un buen trabajo contra equipos considerados muy buenos en este torneo y hemos visto claramente que había posibilidades de clasificación y la derrota ante DFM afectó al equipo. Sin embargo, no había tiempo para pensar por qué el próximo partido sería en contra de DWG, entonces teníamos que entender estos errores y ya hablar del draft”, comentó Von.

Mismo con una selección de campeones más cómoda por parte de Infinity, los surcoreanos lograron ventajas para volver a ganar el partido, pero no tan fácilmente como en el primer encuentro. “La alineación de ellos fue mejor que la nuestra porque tenían a Orianna contra Zoe. Entonces, Zoe necesita esta presión para que su jungla pueda entrar al río, necesita poder poner su cara y eso era algo que no estaba siendo posible. Terminamos tomando algunas decisiones en relación a los dragones y el juego se decidía así, pero ellos terminaron abriendo muchas torres, robamos un Barón con Cody e intentamos aguantar, pero no pudimos”, dijo.

Un cristal argento

En el último juego de esta primera fase, y sin posibilidad de clasificarse, Infinity volvió a cruzarse con los estadounidenses de Cloud9 con una estrategia de juego diferente y una Kalista exigiendo ayuda en el early game.

“El juego estaba más fuera de control del lado de los bots. Tomamos decisiones individuales y colectivas que le dieron a Cloud9 una ventaja para abrir gran parte del mapa, a pesar de que Kalista era fuerte”, dijo Von. “Para este segundo día teníamos mucha confianza y nuestro entrenamiento fue muy productivo. Sabíamos que era posible”, lamentó.

Este regreso temprano a casa y el sentimiento de frustración de los hinchas también abrumaron a los jugadores, dijo Von.

“A la LLA le faltó un poco de competitividad porque, a pesar de ser un bot lane muy fuerte, los chicos necesitan evolucionar en algunos aspectos para llegar a un nivel mundial y faltó un poco de eso para que vieran que algunos errores no son aceptables por más que podamos salir ilesos de ellos en el LLA. Si nadie castiga, es difícil para un jugador aceptar que algo está mal porque la jugada puede ser la que te va a dar la victoria, pero no es la correcta”, enfatizó.

Whitelotus.

Minutos después del último partido para Infinity en el MSI, un pedido de disculpas llegó por el perfil del support Gabriel “Ackerman” Aparicio. El joven argentino, que emergió en el mundialito como la joven promesa del Infinito para la Clausura en este segundo semestre, recibió mensajes de apoyo de la hinchada, así como del mid laner Cristian “Cody” Quispe. “Son jugadores muy inteligentes. Ackerman mostró un buen nivel. Siempre ha sido una persona que aprende rápido sin tener que hablar mucho. Esto elevará mucho su nivel para el próximo split”, consideró Von.

Aún asimilando los juegos, el ADC de Infinity, Matías “Whitelotus” Musso, tampoco escapó a las críticas. “Mucha gente esperaba que Matías y Gabi (Ackerman) fueran más agresivos en el sentido de matar más. La verdad es que el meta no era mucho así y en los partidos que estaban para hacer eso, nosotros lo hicimos”, defendió el head coach.

Hablando de continuidad para la próxima fase de la competencia regional, Von dice comprender la decepción de los fanáticos. “La gente tiene que entender que no es un juego o dos lo que define a una persona. Entonces, quién no sigue el entrenamiento, el día a día, y cómo la persona trabajó en momentos clave puede ser difícil; pero les pido que confíen en el equipo y en la organización porque también queríamos ganar tanto como ellos. Los jugadores se complementan en la personalidad y el estilo de juego”, remarcó.

About author

Lauriane Agoniln

Periodista brasileña. Construyo mi fortaleza en CS:GO y en los partidos de RPG para mantener la sanidad mental que nos exije la vida en Brasil. Juego al PES, pero el fútbol se lo dejo a Marta. Escribo sobre política, economia, cultura y deportes en O Nacional.