Nintendo: “Nuestra batalla nunca ha sido la potencia, ni lo va a ser”