6 adaptaciones horribles al Game Boy: nunca tendrían que haber salido, pero por alguna razón las podés jugar en esta nota