Se cumplen 20 años de Silent Hill: el juego que cambió a los zombis por el terror psicológico