Todo lo que dejó una PlayStation Meeting sin grandes sorpresas