Los jugadores de videojuegos, nuevas celebridades mundiales