El competidor número 1 de Netflix no es Hulu, HBO ni Disney: es Fortnite

El competidor número 1 de Netflix no es Hulu, HBO ni Disney: es Fortnite

2 views
0

Durante el 2018, los ingresos de Netflix alcanzaron los 16 mil millones de dólares en 2018 y terminó el año como maestra absoluta del mercado del streaming. Pero se viene una tremenda lucha a muerte: con WarnerMedia, la empresa matriz de HBO, y The Walt Disney Company preparándose para lanzar sus propios servicios de transmisión on demand, y todas las demás plataformas como Hulu, Amazon Prime Video y CBS All Access dividiéndose los clientes, el 2019 parece que será el año más brutal de “la guerra de streaming”. Y en esa lista aparece, inesperadamente, Fortnite.

Sucede Netflix dio a conocer en su último reporte trimestral de ingresos del 2018 que su mayor amenaza en este momento tiene un nombre poco esperado: sí, el juego de battle royale más jugado del mundo que en 2018 facturó 15 mil millones de dólares.

Competimos (y perdemos) más con Fortnite que con HBO”, reconoce el escrito con respecto al videojuego online desarrollado por la marca Epic Games y lanzado al mercado en 2017.

Para finales del año pasado, Netflix aseguró contar con casi 139 millones de membresías alrededor de todo el mundo. Mientras tanto, en noviembre de 2018, Epic informó que su exitoso título tenía más de 200 millones de usuarios registrados.

A pesar de esos números, el gigante del streaming dejó en claro en su documento trimestral que el “tiempo de pantalla del consumidor” es su métrica más valiosa, y que Fortnite, una de las tantas opciones disponibles para los consumidores en línea, ofrece la competencia más dura.

Más allá de sus rivales en este mercado, la empresa fundada por Reed Hastings y Marc Randolph aseguró que su “foco no está en Disney+, Amazon u otros, está en cómo podemos mejorar la experiencia para nuestros miembros”.

No hay que perder de vista que, además, Epic Games cuenta con su propia tienda online para rivalizar con Steam, la plataforma más usada hoy para comprar juegos en formato digital.

Una guerra inesperada, que seguramente le caiga bien a los dos: a Fortnite porque incrementa y engrandece su popularidad.

A Netflix, porque así se posiciona en el mercado del streaming sin rivales directos que se dediquen, al fin y al cabo, a lo que ellos hacen.