Se filtró el chipset que usará Xbox Scarlett, AMD Flute: algunas especificaciones

Se filtró el chipset que usará Xbox Scarlett, AMD Flute: algunas especificaciones

6 views
0

Xbox Scarlett, la próxima consola de Microsoft, se vende como la más potente que habrá en el mercado. Y son muchos los interogantes que genera en el mercado este nuevo proyecto, del que ahora sabemos algo más: su procesador.

Así, será AMD la que se encargue de darle vida al ambicioso proyecto. El fabricante de procesadores y placas de video es el responsable del diseño de la nueva consola de Redmond, Project Scarlett, una máquina que pretende ser hasta cuatro veces más potente que Xbox One X.

Ahora, durante apenas unos minutos, ha surgido un chipset desconocido de AMD con el nombre en clave Flute ha aparecido en la base de datos de UserBenchmark. ¿Será el system on chip de la nueva consola?

Según el portal tecnológico Tom’s Hardware, este AMD Flute podría ser el encargado de dar vida a Xbox Scarlett, la nueva consola de Microsoft que saldrá a la venta a finales del próximo año 2020. Hasta la fecha se había sido muy cuidadoso a la hora de dar detalles al respecto. Sabíamos que la consola utilizaría un procesador Zen 2 y unos gráficos Navi, pero las características habían sido especialmente difusas, y Microsoft no había ofrecido detalles específicos.

Xbox Scarlett tendrá, según este benchmark, un procesador con 8 núcleos y 16 hilos a unas frecuencias de 1,60 Ghz en base y de 3,2 Ghz en turbo que, de hecho, serían las mismas que las del chipset de AMD Gonzalo que daría vida a la PlayStation 5 de Sony, el rival más directo de la consola de Microsoft.

También hay nuevos detalles de la gráfica. Scarlett montaría una Navi 10 Lite con arquitectura RDNA, si bien la frecuencia de reloj es un misterio. Para hacernos una idea, AMD y Gonzalo, la solución diseñada para PlayStation 5, usaría una frecuencia de 1,8Ghz algo que nos hace pensar en que desde Redmond podrían haber apostado por una similar. Scarlett, en perspectiva, rondaría los 10 y 11 teraflops, siendo más potente que todas las máquinas actuales y que incluso sistemas que usan el poder computacional de la nube como Google Stadia.