Walmart retira publicidad de juegos violentos en sus locales pero sigue vendiendo armas de fuego

Walmart retira publicidad de juegos violentos en sus locales pero sigue vendiendo armas de fuego

1 views
0

La polémica por las declaraciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en torno a las masacres de Ohio y Texas, escaló esta semana cuando apuntó a los videojuegos como responsables de los tiroteos que dejaron un total de 29 muertos. Al punto que ahora Walmart retiró todas las publicidades de videojuegos “violentos”. Pero claro: sigue vendiendo armas de fuego.

Lo que pidió Walmart fue que retiren “cualquier señal o publicidad violenta”, incluyendo anuncios de juegos violentos.

La decisión llega tan solo unos días después de la lamentable masacre en un Walmart de El Paso, Texas, en la que murieron asesinadas 22 personas, y otras 10 en Dayton, Ohio, debido a otro tiroteo al día siguiente.

Una semana antes del tiroteo en el Walmart de El Paso, un empleado de un Walmart al norte de Mississipi mató a dos trabajadores tras haber sido despedido. También disparó a un agente de policía.

Hoy, la compañía ha enviado una circular a todas sus sucursales que ha empezado a moverse por Twitter y reddit, y que ha sido verificada por Vice.

La carta pide a los empleados que tomen “acción inmediata” para revisar los materiales presentes en la tienda que contengan “imágenes violentas o comportamiento agresivo”. Una de las prioridades es la promoción de videojuegos.

“Apagar o desconectar cualquier stand que muestre demos de juegos violentos, concretamente de las unidades PlayStation y Xbox,” se puede leer, a lo que se añade que estas unidades se actualizarán manualmente en la próxima semana.

“Cancelar cualquier evento que promocione juegos de lucha o shooters en tercera persona que puedan haber programado en Electrónica”.

“Verificar que ninguna película que muestre violencia se está reproduciendo en Electrónica.”

El tiroteo en el Walmart de El Paso, Texas

El tiroteo en el Walmart de El Paso, Texas

“Apagar cualquier vídeo de caza de temporada que pueda estar reproduciéndose en la sección de deportes, y retirar cualquier monitor que los muestre.”

Pero todo esto tiene letra chica, y es que Walmart, claro, sigue vendiendo armas de fuego. Y aunque retiren publicidad o anuncios de juegos como el nuevo Call of Duty, cualquiera puede comprar una pistola bien cargada de munición.

La compañía, de hecho, se está limitando a aplicar los comentarios realizados por Trump, el pasado lunes, cuando dijo en un discurso a la nación que la culpa de estos incidentes era de “la glorificación de la violencia en nuestra sociedad” y, en concreto, de los videojuegos violentos.

“Eso incluye a los horripilantes y espantosos videojuegos que son tan corrientes. Es demasiado fácil hoy en día para los jóvenes con problemas rodearse de una cultura que celebra la violencia. Debemos detener esto o reducirlo considerablemente, y tiene que ser ya mismo.”

Donald Trump

Donald Trump, junto al vicepresidente Mike Pence, en su conferencia tras los tiroteos en la Casa Blanca