Todo sobre la “Maldición Madden”, la portada que provoca terror entre los fanáticos de la NFL [ACTUALIZADA]

0

Con más de 25 años Madden NFL es una de las franquicias de videojuegos más reconocidos del planeta. Desarrollado por Electronic Arts, el juego basado en uno de los deportes más populares de Estados Unidos se hizo de un lugar entre los más esperados año tras año. Aparecer en la portada del juego coloca a los jugadores un escalón por encima del resto de las superestrellas que integran la NFL, comparable con lo que sucede en el FIFA, Pro Evolution Soccer y NBA 2K. Pero para los fanáticos que su jugador estrella sea elegido para la portada es una de las peores noticias que pueden recibir antes del comienzo de la temporada. Todo por culpa de la prácticamente infalible “Maldición Madden”, de los 22 jugadores que fueron elegidos para protagonizar la portada del juego durante estos años 17 sufrieron serias lesiones o problemas que pusieron fin a sus temporadas antes de tiempo.

Desde que Garrison Hearst se fracturó el tobillo en 1998 tras protagonizar la portada del Madden NFL 99 hubo una seguidilla de 13 años consecutivos con jugadores golpeados por la “maldición”. Y si bien en los últimos años hubo varios casos de jugadores que lograron evitar la maldición, las estadísticas son implacables, este año fue una verdadera bomba la noticia ya que el protagonista de la portada será nada menos que el joven y ascendente QB estrella Patrick Mahomes, de los Kansas City Chiefs, y no un veterano de la Liga, que tendría más chances de sufrir algún tipo de lesión (uno de los argumentos que utiliza la compañía para aplacar los rumores sobre la maldición).

Bueno, parece que la estrategia de EA no fue tan efectiva, una horrible lesión en la rodilla derecha en la semana 5 puso en suspenso la participación del jugador por el resto de la temporada y puso en alerta tanto a los fanátios de los KC Chiefs, como al resto de los jugadores que el año próximo quisieran estar en la portada del juego…

A continuación repasaremos caso por caso actualizando cada temporada la “Maldición Madden”:

Madden NFL 20

Patrick Mahomes

La temporada parecía tener un comienzo ideal para los KC Chiefs, invictos 4-0, pero en un partido intrascendente ante los débiles Denver Broncos transformó el sueño en pesadilla luego de una horrible lesión de rodilla que le dislocó la rotula derecha. El jugador deberá someterse a varios estudios para determinar la gravedad de la lesión pero se estima que estará un mínimo de seis semanas fuera de acción.

Madden NFL 19

Antonio Brown

El último año el resultado fue ambiguo, desde el punto de vista estadístico la maldición no afectó a Brown que tuvo una temporada destacada con casi 1.300 yardas y 15 pases de touchdown, pero a pesar de los buenos resultados en el campo la temporada no tuvo el mejor final para el jugador. Según trascendió, una fuerte discusión con Ben Roethlisberger (el otro jugador franquicia del equipo) dejó a Brown fuera del campo en el último partido de la temporada regular.

El jugador no se presentó en el siguiente entrenamiento y pidió al equipo que lo transfieran, un cambio que lo terminó depositando en los Oakland Riders (uno de los peores equipos de la liga durante el 2018). Este año la “Maldición Madden” tomó prestado su conjuro de la del NBA 2K (que suele tener a jugadores en su portada que al año siguiente cambian de equipo), habrá que ver si este año se mantiene o vuelve el terror de las lesiones.

[ACTUALIZADO 2019]

Brown nunca logró enderezar su carrera por los problemas extra deportivos, en el inicio de la temporada 20/21 fue dejado en libertad luego de rumores de mal comportamiento, cortado por otro equipo luego de que se oficializara una denuncia por violación de una empleada de un ex equipo, y para cerrar se hicieron públicos mensajes en los que el jugador amenazaba a otra persona que lo había acusado de acoso.

Madden NFL 18

Tom Brady

Antes del inicio de la temporada se comentaba que si había un sólo jugador que podía desafiar la maldición era Tom Brady. Y lo consiguió de forma espectacular, no solo evitó lesiones sino que consiguió su mejor temporada tras 18 años como jugador y con 40 AÑOS! 4.500 yardas y 32 pases para touchdown, el mejor récord de la historia de los Patriots en temporada regular (13-3), premio a MVP de la temporada, un triunfo agónico contra Jacksonville en la final del Campeonato de la AFC, pero la historia no tuvo final feliz (tampoco se puede desafiar de esa forma a la maldición) pese a conseguir una muy buena actuación en el Super Bowl LII (lanzó para 505 yardas) los Philadelphia Eagles se alzarón con el trofeo y pusieron fin a la temporada soñada de los Patriots.

Madden NFL 17

Rob Gronkowski

La del 2016 fue una temporada plagada de lesiones para Gronk, comenzó sin poder jugar por una lesión muscular, regresó como titular en la semana 5. En la semana 11 sufrió una contusión pulmonar luego de un fuerte golpe en el partido ante los Seahawks, regresó una semana después pero no pudo siquiera terminar el juego por un problema en la espalda, tuvo que ser intervenido por una hernia de disco que puso fin a su temporada y vio desde afuera como sus compañeros ganaban el Super Bowl. Gronk regresó para jugar dos temporadas más, consiguió el anillo de campeón con los Patriots en 2018 y anunció su retiro.

Madden NFL 16

Odell Beckham, Jr

Otra temporada extraña para el protagonista de la tapa del juego. Desde el punto de vista estadístico fue aceptable con 1.450 yardas y 13 touchdowns que le consiguieron un segundo pasaje consecutivo al Pro Bowl. Pero algunos problemas de disciplina en el campo de juego le costaron una suspensión al jugador de los Giants.

Madden NFL 15

Richard Sherman

Sherman es otro de los pocos jugadores que ni siquiera sintió cosquillas de la maldición. El defensivo lideró a los Seahawks hasta su segundo Super Bowl consecutivo, aunque el final no fue feliz ya que cayeron ante los New England Patriots. En un momento se dudó de la salud del jugador luego de la temporada ya que el equipo informó que iba a precisar una cirugía para reparar un ligamento en uno de sus codos, el jugador optó por evitar el tratamiento médico y se recuperó de forma natural para regresar la siguiente temporada sin problemas.

Madden NFL 25 (2014)

Adrian Peterson

Si bien Peterson comenzó la temporada 2013 con una muy buena actuación, el resto del año sufrió por una lesión en uno de sus pies. Terminó jugando apenas 14 partidos y finalmente fue separado del plantel en Diciembre por el agravamiento de la lesión y cuando el equipo ya no tenía chances de alcanzar los Playoffs luego de una temporada para el olvido.

Madden NFL 2013

Calvin Johnson

El mejor caso de los anti “Maldición Madden”, la temporada 2012 de Johnson fue una de las mejores de su carrera, consiguió romper varios récords. Consiguió 1.964 yardas de recepción dejando atrás el antiguo record de Jerry Rice, y además empató la marca de partidos con 100 yardas y más recepciones durante la temporada. Demostrando que ni siquiera aparecer en la portada del juego pudo detener a uno de los mejores receptores de la historia del football americano.

Madden NFL 2012

Peyton Hillis

Los problemas de Hillis comenzaron mucho antes de la temporada 2011, una caliente disputa por el contrato, luego una seguidilla de lesiones que lo hicieron perder varios juegos de la temporada. Terminó disputando apenas 10 partidos en los que consiguió 587 yardas, una merma significativa comparándola con su tremenda temporada 2010. Finalmente los Browns decidieron rescindir su contrato y dejó el equipo al final de la temporada como agente libre.

Madden NFL 2011

Drew Brees

Si bien la temporada 2010 no fue terriblemente mala en general, fue una de las peores de la carrera de Drew Brees. El preciso QB lanzó el doble de intercepciones en comparación con los años anteriores y el bajón general en el juego del equipo se sintió en una penosa derrota en la primer ronda de los Playoffs ante los Seahowks, el primer equipo en la historia de la NFL en clasificar a la postemporada con un récord negativo.

Madden NFL 2010

Larry Fitzgerald y Troy Polamalu

Una portada doble que permitió quebrar por primera vez el maleficio aunque fue sólo para uno de los dos jugadores. Fitzgerald se convirtió en el primer jugador en evitar la maldición, logró romper varias marcas personales durante la temporada 2009, pero en 2010 sufrió con la salida del equipo del QB Kurt Warner, esto sin embargo no evitó que el receptor consiguiera una temporada más que aceptable aunque no pudo participar del Pro Bowl al final de la temporada por una lesión en las costillas (nadie escapa de la maldición).

Polamalu por su parte sufrió de lleno el golpe de la maldición. Una lesión de rodilla en el primer cuarto del primer partido de la temporada 2009 lo forzó a perderse los cuatro partidos siguientes, regresó para jugar en otros tres, pero una lesión aún más grave de cruzados en noviembre que lo dejó seis meses fuera de las canchas. Para colmo los Steelers ese año quedaron fuera de los Playoffs con un flojo récord de 9-7.

Madden NFL 2009

Brett Favre

Hizo falta que EA decidiera poner en su portada a Favre con su icónico uniforme de los Green Bay Packers para que el legendario QB decidiera salir de su retiro. Regresó para jugar con los New York Jets en una temporada apenas aceptable. Con mas problemas fuera del campo de juego que dentro, el veterano sufrió durante su primer año una lesión en el hombro derecho que terminó complicando el resto de los tres años de contrato que tuvo con el equipo finalmente desencadenando su segundo retiro en 2010.

Madden NFL 2008

Vince Young y Luis Castillo

Antes de decidirse por Young y Castillo, los rumores indicaban que la portada de la edición 2008 del juego iba a ser protagonizada por el corredor LaDainian Tomlinson de los San Diego Chargers. Pero la Maldición venía de una racha de 10 años consecutivos marcando a los protagonistas, esto empujó a los fanáticos del equipo a realizar una campaña pública que forzó al jugador a declinar la oferta. Finalmente la historia parece haberles dado la razón a los fanáticos.

Luego de reirse de la Maldición en televisión, Young tuvo un comienzo flojo de la campaña 2007, en la sexta fecha se lesionó el cuadricep y se vio obligado a perderse el juego siguiente (el primero de su carrera por lesión). Regresó más adelante en la temporada, pero volvió a lesionarse en el último jugo del año y esto le dio lugar al joven reemplazo Kerry Collins para tomar su lugar. En el primer partido de la temporada 2008 Young se lesionó la rodilla lo que terminó de confirmar el reemplazo por el QB más joven y pasó a tener un rol de relevo dentro del equipo.

Castillo por su parte tampoco pudo escapar de la Maldición, se perdió gran parte de la temporada 2007 por una lesión de rodilla, apenas jugó 10 partidos.

Madden NFL 2007

Shaun Alexander

El caso de Alexander es uno de los indicadores que la Maldición afecta a los jugadores en proporción a los logros que habían conseguido hasta ese momento en su carrera, la temporada 2006 de corredor quedó arruinada después de una lesión en el pie en la Semana 3, apenas unos meses después de ser nombrado como el protagonista de la portada. Esa temporada fue su primera sin alcanzar las 1.000 yardas desde que comenzó su carrera en los Seahawks.

Pero no terminó ahí, después del accidentado 2006, el 2007 estuvo repleto de lesiones: fractura de muñeca, esguince de rodilla y esguince de tobillo. El resultado, una temporada aún peor que la anterior que desencadenó que el equipo no le renueve el contrato para el 2008.

Madden NFL 2006

Donovan McNabb

El QB estrella de la NFL estaba en camino a conseguir un 2005 espectacular cuando su temporada terminó abruptamente por una lesión en la ingle que lo marginó del equipo hasta el final de la temporada. El año siguiente nunca logró recuperarse 100% y en la Semana 11 una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla y el menisco puso fin nuevamente a su temporada. El resto de su carrera en la NFL quedaría marcado por problemas fuera y dentro del campo de juego que marcarían su retiro en 2011.

Madden NFL 2005

Ray Lewis

Si bien la temporada siguiente a protagonizar la portada de Madden en 2005 no fue un desastre. El usualmente confiable defensor con consiguió ni siquiera una intercepción en 2004, la primera vez que le sucedió en su extensa carrera. Los Ravens además no consiguieron clasificar a los Playoffs por primera vez en muchos años, y en la Semana 6 de la siguiente temporada Lewis sufrió una lesión muscular que lo relegó por el resto del año.

Madden NFL 2004

Michael Vick

Poco tiempo después del anuncio que Vick protagonizaría la portada de Madden 2004, el jugador se fracturó durante un partido de pretemporada. Lo que lo forzó a perderse 11 partidos durante la temporada.

Madden NFL 2003

Marshall Faulk

Uno de los casos más significativos de la Maldición. La temporada siguiente a protagonizar la portada de Madden comenzó el declive en la carrera de uno de los mejores corredores en la historia de la NFL. La temporada 2002 fue la primera en la que no consiguió las 1.000 yardas y de ahí en adelante sus números comenzaron a caer en picada. Se perdió la temporada 2006 por una cirugía en una de sus rodillas y luego se retiró del deporte.

Madden NFL 2002

Daunte Culpepper

El primer caso que desencadeno el mito de la Maldición. Apenas unos meses después de ser nombrado como el protagonista de la portada Culpepper sufrió una grave lesión en una de sus rodillas, lo que marcó el final de la temporada 2001 para el QB. Y no mejoró la temporada siguiente en al que lanzó 23 intercepciones y apenas 18 touchdowns.

Madden NFL 2001

Eddie George

Uno de los jugadores más confiables que tenía grandes chances de quebrar la Maldición, y todo parecía indicar que eso iba a suceder con los Titans llegando a los Playoffs como uno de los equipos más dominantes de la NFL y George a las puertas de una temporada récord. Sin embargo un extraño error de George casi en el final del partido ante los Baltimore Ravens terminó en una intercepción y touchdown de los Ravens que selló el final de la temporada anticipado de los Titans. George continuó su carrera durante otras cuatro temporadas, pero nunca logró correr más de 1.200 yardas en un año y promedió menos de 3.4 yardas por acarreo el resto de su carrera.

Madden NFL 2000

Barry Sanders y Dorsey Levens

No mucho después de ser confirmado como la portada del Madden 2000, Sanders anunció sorpresivamente su retiro de la NFL. Un anuncio que dejó perplejos a los fanáticos y a los propios integrantes de la Liga que no comprendían las razones del prematuro retiro de uno de los mejores jugadores de la historia. La inexplicable salida del jugador dejó un vacío que golpeó duramente al equipo de Detroit durante varias temporadas y aún hoy el misterio sobrevuela la salida del jugador.

El retiro de Sanders también dejó en el aire a los ejecutovs de EA que rápidamente armaron una nueva portada con un talento emergente (como sucede en 2019 con Mahomes) y fueron por Levens, quien había liderado a los Packers a varias apariciones en los Playoffs. Sin embargo esa temporada sería la última de Levens como titular, una lesión lo dejó muy complicado para la temporada 1999, el equipo tuvo el peor récord desde que Favre ocupó el puesto de QB en 1992 y Levens fue liberado por los Packers en 2001.

Madden NFL 99

Garrison Hearst

El comienzo de la pesadilla, el inicio de la Maldición que se extendería por los siguientes 13 años! El primer jugador en ser nombrado para ocupar la portada del Madden lideró a los 49ers en una campaña espectacular a los Playoffs sólo para sufrir en el segundo partido una horrible fractura en el tobillo. Una complicación en la cirugía hizo que su futuro en el deporte quede practicamente sellado y pasó los dos años siguientes rehabilitándose de la lesión.