Mano a mano con Bryce Cochrane, el impulsor de Dead Rising 4