Qué hay detrás de la demanda colectiva contra Nintendo con los Joy-Con: la opinión de un abogado especializado

Qué hay detrás de la demanda colectiva contra Nintendo con los Joy-Con: la opinión de un abogado especializado

views
0

La semana pasada se supo que Nintendo sufrió una demanda colectiva por un problema con sus controles, los Joy-Con. Por alguna razón, algunos jugadores experimentan atascos en el funcionamiento, esto es, una latencia (lag) entre lo que se quiere que haga y lo que efectivamente hace. Y ahora un abogado especialista en el mundo de los videojuegos explicó las opciones que tiene esta demanda de prosperar. Spoiler: son pocas.

Para recapitular, se trata de una demanda colectiva liderada por el bufete de abogados Chimicles, Schwartz Kriner & Donaldson-Smith. Y es que los mandos de la actual consola de Nintendo han estado caracterizados por un fallo que parece afectar a bastantes usuarios: se atascan, de modo que la consola cree que se están moviendo aunque no se estén usando, haciendo difícil jugar a muchos juegos.

La noticia llegó poco después del anuncio de la Swtich Lite

La noticia llegó poco después del anuncio de la Swtich Lite

La demanda ha sido presentada ante los juzgados de Seattle con Ryan Diaz como demandante principal y el abogado especialista en medios Brandon J. Huffman, del bufete Odin Law & Media, ha valorado qué opciones tiene de prosperar este caso en declaraciones concedidas al medio GameDaily.

“Creo que las redes sociales han amplificado esto y que parece más grande de lo que en realidad es. Si cien personas han tenido el problema y todas ellas han escrito y publicado vídeos al respecto, eso no significa necesariamente que sean representativos de millones más de usuarios“, explica el abogado.

Según Huffman, “solo el tiempo dirá si esa es una hipótesis correcta. Que esta demanda prospere es imposible de saber a ciencia cierta en estos momentos”. Sin embargo, sí considera que la peor situacion para Nintendo es improbable.

En estos momentos, lo mejor que puede suceder para Nintendo es que sea desestimada o que no sea aprobada por alguna razón. En el peor caso, Nintendo tendrá que enfrentarse a millones de dólares en daños y más millones en facturas de abogados, pero creo que esto es bastante poco probable.

Poco probable si, sobre todo, consideramos lo bien que suele salir parada la compañía japonesa en demandas judiciales.